De acuerdo con el FMI.

¿Razones para esta fortaleza a corto plazo de la recuperación del área? Mejora de la demanda doméstica, política expansiva desde el ECB y la combinación de un crudo/EUR a la baja.

El FMI espera un crecimiento para el área del 1.5 % este año y del 1.7 % el próximo ejercicio.




¿Y a medio plazo? Aquí los argumentos ofrecidos por el FMI cuestionan precisamente la sostenibilidad de la recuperación: debilidad estructural de la demanda, frágiles balances de empresas y entidades financieras, baja productividad que amenaza la recuperación del empleo e inversión. El resultado de todo ello es un descenso del ritmo de crecimiento potencial hasta niveles del 1.0 %.

¿Qué hacer en este escenario? La Institución Supranacional demanda más énfasis en la reestructuración bancaria, acelerar reformas estructurales y fortalecer el EUR (integración). Además, esto quizás es lo más novedoso, pide una respuesta política europea ante los retos planteados por crisis como la de Grecia. Por cierto, ante esta posibilidad, pide que el ECB esté preparado para ampliar sus medidas expansivas que ahora pasan por un incremento del QE.



¿Datos macro hoy? En Italia la confianza empresarial y de los consumidores se deteriora en julio, peor de lo esperado.

Pero en Francia el desempleo crece menos de lo esperado en junio, aunque sigue aumentando.



Por último, en el siguiente gráfico podemos observar la demanda de vehículos comerciales crece en la EU un 16.3 % en julio, el mayor aumento anual desde marzo.








José Luis Martínez Campuzano

Estratega de Citi en España