La bajada es importante, -2,5% en estos momentos, pero el peligro se ve bien en el gráfico a semanas.


Vean adjunto dicho gráfico y los cambios de dirección en las tres semanas últimas incluyendo la actual.

Mientras estamos en una cierta neutralidad, el RSI se aleja de la sobrecompra y marca una divergencia bajista con el precio. Ahora no debemos perder los mínimos del mes porque podríamos ir a buscar soporte en la clavicular del HCH invertido que creamos en todo 2016. Es vital que no perdemos dicho soporte para no interrumpir el viaje a máximos rondando los 12 euros.