La sesión en Estados Unidos se está desarrollando exactamente como se esperaba en la apertura, rebote de la misma manera que lo estamos teniendo en Europa, a la espera de que en unas horas la Reserva Federal ilumine un poco el camino con respecto a la tendencia de las subidas de tipos de interés que se supone debe haber en lo que queda de año, aunque el mercado no se aclara entre una y ninguna.
 
El punto fuerte que acabamos de tener es la presentación de las reservas semanales de crudo en Estados Unidos y que han sorprendido porque tenemos un nuevo descenso de las mismas pero mucho más liviano de lo que se estimaba en un principio, y totalmente del sentido contrario con las que presentó el Instituto API en el día de ayer.
 
El mercado, tras la presentación de las cifras, se está debatiendo entre la idea de seguir viendo una reducción de los precios y cierres de los cortes de esta mañana, por lo que tenemos algo de volatilidad en el precio que ha llegado incluso a poner ligeramente en positivo, aunque se siguen manteniendo los descensos hasta alcanzar los 48,32 $.
 
De momento la mayoría de los sectores del SP 500 están en positivo, con especial protagonismo del sector financiero que está subiendo más del 1% y el sector tecnológico solamente sube 0,09% tras saberse que fichen va a revisar a la baja el ráting de Microsoft tras la compra de LinkedIn.