Tras la rueda de prensa ofrecida por Vladimir Putin, el secretario de Estado Kerry llega a Kiev con cerca de 1000 millones de dólares en garantías de préstamos bajo el brazo.


Ofrece ayuda directa de expertos que quieren asesorar y ayudar al banco central de Ucrania  ya al Ministerio de Economía a poder enfrentarse con los problemas económicos y atacar la corrupción (por favor que envíen de esos aquí también). También quiere asesorar a Ucrania sobre los derechos que tienen con respecto al comercio con Rusia.
 
Estados Unidos mantiene la presión sobre Rusia y dice que está preparada para imponer sanciones de forma prácticamente inmediata, en cuestión de días y no de semanas. Recordemos que Putin ha dicho que las sanciones a Rusia tienen un efecto dañino en ambas direcciones, por lo que Estados Unidos de alguna manera también recibirá perjuicio.