http://www.bde.es/bde/es/secciones/informes/Publicaciones_de/Boletin_Mensual_/anoactual/

*       La nueva información disponible confirma que la moderada recuperación de la economía de la zona del euro sigue avanzando en línea con la valoración anterior del Consejo de Gobierno.
*       Al mismo tiempo, las proyecciones macroeconómicas de los expertos del BCE, que ahora abarcan hasta final de 2016, confirman las anteriores expectativas de un período prolongado de baja inflación, seguido de una evolución ascendente gradual hacia tasas de inflación medida por el IAPC hacia niveles más cercanos al 2 %.
*       En consonancia con este panorama, la evolución monetaria y la del crédito continúan siendo débiles
*       Las expectativas de inflación para la zona del euro a medio y a largo plazo siguen firmemente ancladas en línea con el objetivo del Consejo de Gobierno de  mantener las tasas de inflación en niveles inferiores, aunque próximos, al 2 %.
*       El Consejo de Gobierno sigue atentamente la evolución de los mercados monetarios y está dispuesto a considerar todos los instrumentos disponibles. En conjunto, el Consejo de Gobierno reitera su firme determinación de mantener el alto grado de acomodación monetaria y su disposición para adoptar nuevas medidas decisivas si fuera necesario.
*       En lo que respecta al análisis económico, en el último trimestre de 2013, el PIB real de la zona del euro se incrementó un 0,3 %, en términos intertrimestrales, registrando un ascenso durante tres trimestres consecutivos. La evolución hasta febrero de los indicadores de confianza procedentes de las encuestas es coherente con un crecimiento moderado continuado, aunque modesto, también en el primer trimestre de este año. De cara al futuro, se espera que la recuperación en curso continúe, si bien a ritmo lento.
*       Los riesgos para las perspectivas económicas de la zona del euro continúan siendo a la baja. La evolución de los mercados monetarios mundiales y de las economías emergentes, así como los riesgos geopolíticos, podrían afectar negativamente a las condiciones económicas. Otros riesgos a la baja están relacionados con un crecimiento de la demanda interna y de las exportaciones más débil de lo esperado y una aplicación insuficiente de reformas estructurales en los países de la zona del euro.
*       Teniendo en cuenta la información disponible y los precios actuales de los futuros sobre la energía, se prevé que las tasas de inflación interanual medida por el IAPC se mantengan en torno a los niveles actuales durante los próximos meses. Posteriormente, las tasas de inflación deberían incrementarse de forma gradual y situarse en niveles más próximos al 2 %, en consonancia con las expectativas de inflación para la zona del euro a medio y a largo plazo.
*       En lo que concierne a las políticas fiscales, las proyecciones macroeconómicas de los expertos del BCE indican que continúan los progresos en la reducción de los desequilibrios presupuestarios en la zona del euro. Se espera que el déficit agregado de las Administraciones Públicas de la zona del euro haya descendido en 2013 hasta el 3,2 % del PIB y que este año siga reduciéndose hasta situarse en el 2,7 % del PIB. Se estima que la deuda de las Administraciones Públicas ascenderá hasta el 93,5 % del PIB en 2014, y que disminuirá ligeramente en 2015.

José Luis Martínez Campuzano
Estratega de Citi en España