La Organización Mundial de la Salud deice que la epidemia del ébola en África Occidental es una emergencia sanitaria pública internacional, un evento extraordinario con peligro de extenderse a otros países y se necesita acción coordinada. Dada la virulencia del virus, las consecuencias de una mayor propagación internacional  son particulamente serias.

La OMS dice que la situación va a empeorar antes de mejorar y que estemos preparados para que el brote esté a un talto nivel durante algunos meses.