Vamos a ver su situación a semanas y meses.

A semanas tenemos que el RSI mantiene una divergencia alcista con la estabilidad del precio y busca romper su resistencia al alza, apoyando el cambio de dirección del precio al superar la directriz bajista desde los máximos de 2016.

Todo lo anterior es bueno pero mejor será cuando el acumulación distribución también cambie de dirección:

duyrosem


El gráfico de meses es más interesante, pues el RSI sale de la sobreventa y tiene a tiro dos directrices bajistas  que pueden darnos un buen impulso para atacar la resistencia de los mínimos de 2008:

durfel