Tras las primeras ventas, vuelven las compras y con algo más de fuerza, lo que puede ayudar a Europa a remontar:

indices