Dice que la unión europea está con el pueblo griego y que las puertas de la negociaciones están abiertas. Lo que sea que pase en Grecia será manejable por la zona euro. Dice que Europa está preparada para hacer todo lo que sea necesario para asegurar la estabilidad financiera. El banco central europeo está haciendo un uso total de las herramientas para asegurar la estabilidad de los precios y que la comisión ha visto hoy un caso muy potente para acelerar la unión bancaria.

Dice que Grecia ha pedido un préstamo a dos años del mecanismo de estabilidad europeo, una reestructuración de la deuda y una extensión del programa EFSF. Dice que van a darle un vistazo a la posibilidad de un nuevo programa del ESM para Grecia y que la comisión presentará un análisis de esa petición en el Eurogrupo de hoy, pero que necesita primero una decisión del Eurogrupo a abrir negociaciones sobre ese nuevo programa para Grecia, que además habrá negociaciones sobre las condiciones que podrían implementarse en ese programa, pero claro, advierte que esas nuevas condiciones estarán basadas en una mucho peor situación económica de Grecia.

Acerca del referéndum, dice que la pregunta en el mismo no es válida porque tiene una línea más política y no quiere decir que no se quiera cooperar con Europa.

Apunta que la comisión europea está recomendando a los estados miembros que no hagan ninguna acción inmediata tras el default de Grecia.