El outlook de USA al alza; el de Rusia a la baja.
Sanciones desde Occidente; Gobierno ruso estudiando la respuesta.
La bolsa norteamericana sube (+0.7 %); la bolsa rusa cae (-2.9 %).
El USD al alza; el RUB a la baja.

¿Dónde acaba esto? Ya veremos.

Por de pronto, el mercado parece haber digerido tanto el cambio de sesgo desde la Fed, los acontecimientos en Ucrania y hasta el temor a la desaceleración en China. De hecho, la fuerte subida de la bolsa china del 2.7 % hoy tiene más que ver con un squeeze por sobreventas anteriores y poco volumen que por una mejora del escenario. Al final, lo único que puede hacer que los mercados recuperen momentum (la tendencia alcista sigue siendo válida) es el propio mercado.

¿Y sólo por dinero? Durante la semana que finaliza hemos visto salidas de nuevo (21 semanas consecutivas) de dinero de fondos emergentes por una cifra cercana a 4 bn. En fondos de mercados desarrollados las entradas han sido 11.4 bn. en bolsa USA y de 1.1 en bolsa europea (3.5 bn. en fondos de renta fija).

De hecho, la acumulación de factores en teoría negativos por el mercado por el momento han servido para consolidar niveles. Como algo habitual en los últimos años, las caídas pronunciadas son respondidas con compras. Una oportunidad de compra, a precios algo más ajustados. No es extraño que en esta situación de stand by de los mercados veamos como la volatilidad VIX vuelve a retroceder hasta niveles de 14 %. Entre 12-14 % suelo; cerca de 18 % techo; por encima de 20 %, riesgo claro.
Y aquí estamos.

José Luis Martínez Campuzano
Estratega de Citi en España