El presidente del Eurogrupo dice que la posición del Fondo Monetario Internacional sobre Grecia no ha cambiado y además los ministros de economía de la zona euro hablarán pronto acerca de si pueden los expertos de los acreedores del país volver otra vez a Atenas, pero este movimiento requiere que haya un acuerdo sobre reformas de calado y además medidas adicionales.

La cuestión de fondo es la sostenibilidad de la deuda, algo que es requisito por parte del Fondo Monetario Internacional pero Alemania ya ha dicho que el problema no es el nivel de deuda del país, sino que necesita crecimiento para poder hacerse cargo de la deuda. De hecho, el país se está fortaleciendo así que no hay razón para hablar de crisis

Dijsselbloem dice que en este momento no hay necesidad urgente de dinero por parte de Grecia ya que hay nivel de liquidez suficiente hasta el verano. Dice que quiere cerrar la revisión de la reforma de Grecia tan pronto como sea posible, pero estos pasos son complejos.

Para terminar, cree que se podría hablar de medidas de alivio de la deuda de Grecia a finales del rescate en 2018.