Ha presentado resultados en donde reitera sus perspectivas de crecimiento para 2016-2018 pero lo más importante es la reducción de deuda más fuerte de lo esperado.

Lo anterior es vital porque mejora la situación de las cuentas y eso tiene reflejo en los beneficios, sí le unimos algún toque de buena suerte en forma de crecimiento, pues la situación puede irle a favor otra vez.

Si miran el gráfico adjunto a semanas verán que el RSI ha marcado bien todos los cambios de dirección importantes y ahora estamos parados en la directriz bajista desde los máximos del doble techo en sobrecompra que nos hizo mucho daño. Debemos estar atentos por si hay rotura al alza:

dia