Ha presentado resultados EBITDA con una bajada hasta los 117 millones de euros de sólo el -1,2%, en lo esperado.
 
Las ventas han bajado -5% hasta alcanzar los 2000 millones de euros, también en lo esperado. Si excluimos los problemas con las divisas, las ventas hubiesen subido cerca del 9%.
 
Esto no es lo que más ha gustado los inversores, sino la perspectiva de crecer en la península ibérica y esto supone un punto de inflexión importante. Esperan que este apartado, el de iguales, vuelva a ser positivo en el segundo trimestre de 2016 tras una remodelación de las tiendas.
 
 
Ha llegado a subir el 8%, pero ahora mismo está rondando el 6,5%. Si miran el gráfico adjunto a días, verán que los máximos de este mes están justo a la altura de la parte alta de un fabuloso canal bajista que ha sido protagonista desde casi abril del año pasado y en estos momentos hemos conseguido superar la fuerte resistencia de los mínimos del tercer trimestre del año pasado que nos ha estado amargando la vida durante todo lo que llevamos de año.
 
Hay que pensar que este valor ha tenido una expansión muy fuerte por las difíciles condiciones económicas del país, así que siempre que dice que sus ventas van a mejor, inevitablemente uno se pone a pensar que podría ser porque los españoles entren de nuevo en problemas económicos y tengan que volver a este tipo de tiendas de descuento, lo que casi va en paralelo con incertidumbre política y las consecuencias de la misma.

dia