El DT Bank ha presentado resultados con un beneficio trimestral que ha bajado hasta los 559 millones de euros desde los más de 1.100 que tuvo el año pasado.

Las cifras son incluso más sangrantes cuando uno se da cuenta de que las ventas han subido casi +25% hasta situarse en 10.400 millones de euros, así que ha habido algún factor determinante para este desplome.

El factor no es otro que los costes legales y las multas récord que ha tenido que hacer frente por la manipulación de tipos.

Sin embargo, sí se quita todo eso, el resultado de las ventas ha sido mayor de lo esperado, por lo que el negocio subyacente de momento sigue bien, y eso es lo que todo el mundo está mirando, porque las multas pasarán de largo, aunque tengan que hacer una provisión nueva de 1500 millones de euros. En total, todas las multas ascienden a 2500 millones de dólares por el caso de Libor…. A ver si algún día vemos una multa así en España…

Sin embargo, el banco todavía tiene mucho espacio para la mejora, ya que la rentabilidad del negocio ha bajado al 3% desde el 8% y aquí es donde se ve la intención que tienen todos los bancos de buscar una sede social más barata, ya que el descenso de rentabilidad tiene también por el aumento de las cuotas que deben pagar los bancos por tener no sólo a la sede social en Londres, sino también para financiar un fondo que proteja a los contribuyentes de nuevos rescates bancarios.