Deutsche Bank lo está pasando mal toda la mañana tras rumores de que podría llevar a cabo una ampliación de capital de 5.000 millones de euros.