Se comenta en mercado que no ha sentado nada bien a los bonos periféricos las declaraciones de ayer de Sabine Lautenschlaeger, miembro del BCE, según las cuales ya se puede ir olvidando todo el mundo de una QE salvo riesgos muy graves de deflación Léase que sea Alemania la que tiene ese riesgo.