Sombras sobre la recuperación económica que está experimentando Reino Unido. El dato de déficit por cuenta corriente del cuarto trimestre ha sido mucho mayor de lo esperado. En concreto de 22.400 millones de libras, cuando se esperaba tan solo 14.000.