Yellen comenta que la rebaja de previsiones de crecimiento viene por los problemas del primer trimestre.

 

Seguirán reduciendo a ritmo moderado en próximas reuniones las compras de activos.

 

Dice que depende de una serie de factores cuanto tiempo se mantengan los tipos a cero. Pero que eso sí, que en poco probable caso, de que la economía estuviera más fuerte de lo esperado, los tipos subirían más pronto. Si es el caso contrario, los tipos permanecerían más tiempo bajos.


Comenta igualmente que los últimos datos de inflación la muestran en la parte alta de los rangos de previsiones.