Mister nein o sea el gobernador del Bundesbank, Weidmann, dice que la política ultra laxa del BCE conlleva riesgos para la estabilidad financiera de largo plazo. Cree que puede favorecer exageraciones en los mercados de acciones e inmobiliario, cosa que realmente está pasando sobre todo en las acciones.

 

Asegura que el peligro es que todo esto no va a ser usado para consolidar los presupuestos nacionales, sino para financiar más gasto.