El primer ministro de Grecia dice al parlamento o de la unión europea que el referéndum le dio mandato para una solución justa y económicamente sostenible a la crisis.

Dice al parlamento europeo que su gobierno seguirá con los esfuerzos reformistas y que piden un acuerdo con sus vecinos que les dé una señal de que están saliendo de la crisis. Se considera que las reformas deben compartir las trabas sobre la población, crear trabajos y fomentar el emprendedurísimo.

Dice que la deuda pública y debe hacerse sostenible y que dará detalladas y concretas propuestas en los próximos dos o tres días.

Durante muchos años los gobiernos griegos crearon los problemas del país, no los extranjeros. También dice que los antiguos programas de rescate han empeorado la situación y la recogida de impuestos ha colapsado.

Dicen que sus propuestas están basadas en reformas genuinas para cambiar la cara de Grecia.

Dice que tiene planes para poder cercar a los oligarcas y el cartel de intereses particulares creados.

Dice que juntos podemos levantarnos ante este reto histórico y encontrar un compromiso.