El Primer Ministro italiano ha pedido cambiar las políticas de austeridad en Europa, considerando que no garantizan la estabilidad fiscal por su impacto en el desempleo y contribuyendo al estancamiento económico.
En opinión de Renzi, no se trata tanto de flexilizar o relajar las reglas fiscales de la zona como de ser aplicadas de forma flexible y condicionadas a las reformas estructurales que puede acometer el País hasta 2017.

Pero, este debate ya comienza a ser generalizado.

Weidmann ha vuelto a advertir en una entrevista en Bloomberg sobre el riesgo asumido al relajar el PEC. Considera que es muy peligroso (utiliza la expresión de "fatal") que se puedan aplicar "trucos" para enmascarar la acumulación de deuda que tendrán que pagar las generaciones futuras. En este sentido, considera que muchos han olvidado las lecciones aprendidas con la Crisis.

Juncker por otro lado, considera también que el PEC no debe ser cambiado. Pero sí puede ser interpretado de acuerdo a las reglas actuales.

Una posición ambigua la de Van Rompuy que, tras considerar que el PEC no debe ser cambiado, también pide aumentar la inversión, trabajo y competitividad como puntos clave de una agenda a cinco años. De nuevo sobre el PEC, pide explorar el nivel de flexibilidad que ofrece.

Más de 25.1 bn. en depósitos hoy en el ECB.

José Luis Martínez Campuzano
Estratega de Citi en España