Lo primero de todo es que debemos reconocer que nos hemos dado la vuelta porque los ojos se han ido al corto plazo, es decir, el final de la reunión de dos días de la Reserva Federal en donde conoceremos si suben los tipos de interés o cuál es la interpretación que hacen del dato de creación de empleo del mes de mayo y si hacen alguna referencia al peligro que supone para las economías mundiales el referéndum de Reino Unido de la semana que viene.
 
Por lo tanto, es normal que justo antes de un evento de semejante calibre, el mercado se intente dar la vuelta, y nos avisó la muestra de interés comprador que nos dejó el futuro del índice alemán a días con nocturno en forma de karakasa con repunte de volumen con el mínimo de la figura cerca del soporte de los mínimos de abril en la sesión de ayer.
 
El rebote es general en Europa, con el súper sector bancario subiendo el 2,02%, recursos básicos el 2,14%, las telecomunicaciones 1,33% y son bastantes los súper sectores que están subiendo más del 1%.
 
De hecho, hasta hay una vuelta en la tendencia en el mercado de divisas, ya que la libra está ganando algo de posiciones porque en los cruces respectivos con el euro y contra el dólar, se ha llegado a niveles de resistencia y soporte, respectivamente. Por lo que respecta al eurodólar, también estamos en el soporte de la parte baja del canal alcista que nos guía desde finales del año pasado, todos esperando a la Reserva Federal.
 
Un punto importante hoy es el que acabamos de tener hace escasos minutos en forma de subasta de deuda a 10 años en Alemania, que ha tenido una rentabilidad extraordinariamente baja del 0,01% pero la noticia es que no se ha cubierto entera. Esto significa que se han ofertado una serie de millones de euros y la demanda no ha llegado a cubrir el 100% de esa oferta. Tal como vimos en el artículo de Bill Gross, se hace muy difícil comprar en rentabilidades muy cercanas a cero, ya que para poder ganar algo de dinero deberíamos confiar un aumento del precio y eso significaría que se metiesen profundamente en negativo los tipos a 10 años, algo que no tiene sentido en el largo plazo, así que la subasta de hoy es una muestra clara de que el mercado se lo está pensando y mucho entrar al trapo en este tipo de deuda bajo la política del BCE.
 
Por lo demás, sigue la pelea dentro de Reino Unido por las votaciones de la semana que viene, ya que la división es muy clara en el país incluso dentro del Partido Conservador, ya que hay algunos diputados que votaron en contra del presupuesto de emergencia que se ha creado para poder subir los impuestos y recortar los gastos en caso de la salida de Reino Unido de la Unión Europea, porque el gobierno dice que los gastos actuales no se sostienen en caso de dicho evento. Además, se advierten que las tensiones territoriales dentro de Reino Unido podrían incrementarse una nueva vez dando motivos a los vecinos para tener nuevos referéndum de independencia, algo que incluye a Gibraltar.
 
Por lo tanto, tenemos reversión en los mercados a corto plazo de la tendencia previa a la espera del primer evento de esta semana que es la decisión de la Reserva Federal sobre los tipos de interés y además lo que pueda comentar sobre las distintas amenazas y cuál es su intención de ahora en adelante con respecto a los tipos de interés.