La sesión en Estados Unidos se está desarrollando tal como se esperaba en la apertura, una bajada general que tiene como foco principal de atención un descenso del precio del crudo que ronda los 50,5 $.
 
No podemos dejar de reconocer que el patio está revuelto, ya que en estos momentos el peor sector del SP 500 es el financiero pero al mismo tiempo estamos viendo que el eurodólar está bajando, por lo que una subida del dólar se interpretaría como un aumento de las probabilidades de subidas de tipos de interés, que es algo que favorable para el sector financiero, pero el problemas que no es así hoy.
 
Las probabilidades de subida de tipos de interés no han mejorado porque el dato de creación de empleo de mayo es muy malo y, aunque hemos tenido una buena cifra del paro semanal, todavía estamos bajo la sombra del otro, por lo que la bajada del euro se apoya en otros factores más que en este punto en particular. En realidad, todo está dando vueltas alrededor del petróleo, pues el sector de la energía tocó la resistencia del retroceso del 38,2% de la bajada desde los máximos de 2014 nada menos, por lo que las correlaciones se han dado la vuelta y se cierran posiciones, así que es como una especie de pez que se muerde la cola pero yendo en dirección contraria.
 
Más pruebas de lo anterior es que uno de los pocos sectores en Estados Unidos que está mejorando es de las utitlies, que ya saben que se ven favorecidas cuando hay una mayor valoración de su dividendo cuando se alejan las subidas de tipos de interés.