Llegamos al 38,2% de Fibo de la subda desde el mínimo de 2014 y la volatilidad no supera otra vez la parte alta de su canal. Tenemos una karakasa sin sobreventa, así que debemos estar atentos a cualquier factor que nos pueda ayudar y que pueda provocar que la volatilidad genere un downsing buscando la parte baja de su canal y genere rebote en el índice. Pero claro, seguimos muy pendientes de Grecia y los datos de EEUU, así que hay mucha incertidumbre y mucha alerta:
 
 
daxvol