Gracias al QE volvemos a ver bajadas de rentabilidad que se traducen en bajadas de volatilidad. Todo sigue siendo favorable para la renta variable europea, como se puede ver:
 
dax