Como se puede ver, estamos por debajo de los mínimos de ayer que están en una karakasa con poco volumen, lo que hace que el soporte sea mucho más débil.

El RSI se acerca a la nueva directriz y si la pierde, la presión bajista puede aumentar. La situación con Grecia es extremadamente complicada:
 
 
bund