Cerramos en el entorno del soporte del 38,2% del retroceso de Fibonacci pero el RSI no pierde su soporte y la volatildad no crea nuevo máximos, así que no aprovecha la portunidad para seguir acelerando. Los descensos no han sido tan fuertes como se temía y seguimos dentro del canal bajista esperando noticias:
 
dax