La situación sigue mal y el RSI del futuro del DAX marca nuevo mínimo en la pérdida de la directriz alcista y debemos vigilar de cerca la volatilidad pues una rotura al alza del máximo podría más presión sobre el esos 9.500 puntos.

daxvol