La bajada reciente al final ha generado la situación técnica que estábamos vigilando. El RSI de la volatilidad superó el máximo y la volatilidad se colocó por encima de la directriz bajista. Ahora ojo si ella rompe el máximo anterior, porque eso puede traernos más problemas. Mientras no lo haga, el daño está más o menos controlado.