El futuro del DAX a días no sale de la sobrecompra y mantiene la altura. La volatilidad no cambia de dirección pero su RSI lo intenta, y es el punto que debemos vigilar, pues un salto avisaría de problemas.