Como se puede ver, el apoyo a Europa se nota y estamos ya metidos en sobrecompra. Ahora, pendientes de cualquier figura bajista que pueda ayudar a salir de la zona. De momento la bajada del precio del crudo, sin reacción por parte de la OPEP, es un punto positivo porque no apoya la inlfación y eso puede tranquilizar al BCE a cambiar de ritmo, lo que es positivo para el mercado.