Espera total. La sobrecompra amenaza al futuro del DAX y la sobreventa todavía está lejos para la volatilidad. Tras la decepción de Trump toca esperar al veredicto pero tenemos una especie de envolvente bajista en máximos que debe ser vigilada muy de cerca.