Nos acercamos a la sobrecompra en el futuro del DAX y es nuestro principal enemigo, pero mucho ojo a la reacción del mercado a lo que podría presentar hoy Trump. De momento la volatilidad tiene espacio para bajar y eso es una buena noticia paa el riesgo.