Como se puede ver, todo pasó como se esperaba con un resultado positivo en Francia. El RSI salió fuertemente de la sobrecompra en la volatilidad y ésta perdió la directriz alcista, apoyando un fuerte movimiento en el futuro del DAX. Ahora, la sobrecompra del DAX es lo que hay que vigilar junto con la sobreventa de la volatilidad.