Los 11.500 siguen siendo un punto clave a vigilar con un RSI que es negativo para los avances y con una volatilidad que parece que no desciende más y el peligro reside precisamente que subir es una opción posible, lo que metería más presión sobre el soporte comentado:

daxvol