Como se puede ver, la volatilidad del DAX perfora el soporte de los mínimos relativos de enero que se respetaron en febrero, lo que nos ayudó al rebote. Ahora poco a poco va buscando la sobreventa, y si la alcanza, es cuando debemos estar atentos a las resistencias que haya cerca en el futuro del DAX:

 
daxvol