Como se puede ver, la clave la tuvimos en el aparentemente poco fuerte soporte de la volatilidad en el mínimo relativo del mes pasado, el que fue el último antes del cambio de dirección de la misma que nos alejó del máximo anual en precio.

El rebote de la volatilidad nos deja rondando la directriz bajista desde los máximos de diciembre del año pasado a la espera de que las medias tengan estructura alcista, pero ojo a la volatilidad porque tenemos nueva directriz bajista y su la superamos, tendremos más problemas.

 
daxvol