Como se puede ver, estamos siendo arrastrados por la corriente. Nos mantenemos alcistas en el corto plazo pero no estamos si en sobrecompra ni en sobreventa, así que tenemos que esperar a llegar a zonas de relevancia como los máximos de abril en el futuro del DAX. De momento la volatilidad encuentra algo de apoyo en los mínimos relativos del mes pasado, pero no es un soporte ideal.

 
daxvol