Como se puede ver, el repunte de la volatilidad es peligroso porque se coloca por encima de su directriz bajista, lo que es negativo para el índice alemán al tener el apoyo del RSI. El único aliado que tenemos es que estamos en el soporte que antes funcionó como resistencia a finales del Q1 y que el RSI del futuro sobre el índice no ha perdido la directriz alcista desde la última sobreventa. Por lo tanto, vital no perder los mínimos del viernes:

 
vixsp