Como se puede ver, el viernes cerramos lejos de mínimos, algo que ayuda a rebajar algo la tensión sobre el mal día que apoya ese repunte de la volatilidad y bajada del RSI del futuro del DAX. Sin embargo, ahora la tensión está toda puesta en los mínimos del viernes, pues perderlos mandaría una muy mala señal al mercado al avisar que la triple resistencia de los 10.000 es más fuerte de lo pensado anteriormente:

 
daxzvol