Como se puede ver, antes de las vacaciones la resistencia en el futuro del DAX era el mínimo de diciembre que coincide con el 38,2% de la bajada desde los máximos del año pasado, y seguimos igual. El peligro lo tenemos en la volatilidad porque rompe la directriz bajista y el RSI de la misma también cambia de dirección, lo que potencia la resistencia.

Poco a poco los operadores vuelven a sus puestos y el volumen aumentará, pero mañana es el dato de empleo así que podemos quedarnos por debajo a esperar.

 
daxvol