Como podemos ver, ayer se cayó todo lo que había en contra del futuro del DAX a corto plazo: la volatilidad perdió su tendencia alcista, su RSI también, y el RSI del futuro del DAX superó su tendencia bajista, lo que resultó en la rotura al alza de la resistencia de los mínimos de enero:

 
dax