El 38,2% del retroceso de Fiboncci sigue aguantando y el RSI del futuro del DAX hace bien de soporte en la anterior directriz bajista. Está claro que el mercado sigue pensando en un acuerdo in extremis ante la ausencia de rotura por parte de los acreedores de forma unilateral, como se puede ver aquí:
 
 
daxvol