El futuro del DAX sigue parado en la zona alta del canal bajista y la volatilidad se relaja algo, pero no parece consuelo cuando parece que la fecha "final" muta en otras cada vez que se alcanza, así que hay que seguir con cautela la situación. El RSI de la volatilidad pisa por debajo de soportes, pero la situación general no parece que case bien con lo que sugiere el apartado técnico:
 
 
dax