Como se puede ver en el gráfico adjunto, el rebote del futuro del DAX en el 38,2% del retroceso de Fibonacci de la subida desde los mínimos de 2014 nos trae bajada de volatildiad desde la parte alta de su canal alcista, así que tenemos intento de downswing, pero ojo con Grecia. Ayer el futuro del DAX nos dejó una karakasa invertida en la parte más alta del rebote, así que nada está decidido en el rebote:
 
 
daxvol