La esperanza de Grecia ha sentado muy bien a los mercados y al EUR, lo que ayudó a que nos acercásemos otra vez a la resistencia de la SMA50. El cambio de dirección ha levantado la volatilidad pero si la esperanza de Grecia se hace realidad, debemos estar atentos otra vez a la parte baja del canal alcista, por si ataca de nuevo:
 
dax