De momento la volatilidad mantiene su canal alcista, lo que es presión bajista para el DAX, o por lo menos una tendencia menos clara que desde principios de año. Mientra la volatilidad no pierda la parte baja del canal alcista, tendremos turbulencias, como se puede ver en el gráfico adjunto:
 
 
daxvol