Nueva bajada de volatilidad que favorece que no tengamos demasiados problemas, de momento, a la espera de la parte fuerte de la temporada de resultados. Precoupa más la divergencia bajista del RSI del futuro y la posibilidad de perder en el RSI su tendencia alcista, así que debemos andar con cuidado: