La pérdida de fuerza en el RSI de la volatilidad del DAX ya nos avisaba de un punto positivo para el índice y así ha sido. Poco después de perder la tendencia alcista el RSI de su volatildiad, ella perdió su propia tendencia alcista, lo que ha spupuesto un apoyo para el índice que nos ha permitido volver a atacar máximos, como se puede ver en el gráfico adjunto:
 
 
dax 30 colatildiad