Vean con qué está jugando el DAX, gráfico de Bloomberg.